Una de las cosas más importantes a tener en cuenta es el hecho de que cada persona con autismo es diferente, cada uno tiene sus propias características idiosincrásicas. En palabras más simples, un niño autista tiene una condición única en la que los sentidos, así como el desarrollo de diversas habilidades no están sincronizados. Esta disparidad puede conducir a una situación en la que un niño puede haber desarrollado rápidamente las habilidades cognitivas mientras que el lenguaje, las habilidades sociales o de motor puede quedarse atrás o viceversa. Algunos tal vez son excesivamente sensibles al ruido, la luz o el olor mientras que otros pueden encontrar la interacción social o la comunicación bastante difícil.

Dia_Mundial_Autismo3_2014_Farmacia_Lavapies

dia_autismo2ab