La educación es una experiencia para toda la vida y no empieza ni termina en la escuela. Los esfuerzos para construir la tolerancia a través de la educación no tendrá éxito a menos que lleguen a todos los grupos de edad, y tengan lugar en todas partes: en casa, en las escuelas, en el lugar de trabajo, en aplicación de la ley y la formación jurídica, y no menos importante en el entretenimiento y en las autopistas de la información.

images (64)

images (63)

images (62)

images (61)