Los inicios del conflicto con la autoridad de la Corona comenzó en Buenos Aires cuando España declaró su completo monopolio sobre el comercio, prohibiendo todo comercio con los ingleses, los comerciantes franceses y portugueses, cuyos barcos tenían incluso prohibido entrar en el puerto de la ciudad. A pesar de esta legislación, el desafío a la autoridad del rey a través del comercio exterior ilegal o ‘contrabando’, era generalizado.

bicentenariocabildo

bicentenarioarg7-lilianaloi

Bicentenario

bandera01