La Asunción es el día de fiesta más antiguo en lo que respecta a la Virgen, pero no sabemos cómo llegó a celebrarse. Su origen se pierde en esos días en que Jerusalén fue restaurada como una ciudad sagrada, en la época del emperador romano Constantino (c. 285-337). Para entonces había sido una ciudad pagana durante dos siglos, desde que el emperador Adriano (76-138) había estabilizado alrededor del año 135 y reconstruido todo en honor a Júpiter.

hqdefault

mexi8956NAV

mexi8824BEA

maxresdefault