El siglo 20 los estadounidenses comenzaron a decorar sus árboles principalmente con adornos hechos en casa, mientras que la secta germano-estadounidense continuó utilizando manzanas, nueces y galletas de mazapán. Las palomitas de maíz eran teñidas de colores brillantes y entrelazado con bayas y frutos secos y también eran utilizadas para decorar. La llegada de la electricidad provocó la creación de luces de Navidad, por lo que era posible que los árboles de Navidad brillaran durante días y días. Con esto, los árboles de Navidad comenzaron a aparecer en las plazas de todo el país y el tener un árbol de Navidad en el hogar se convirtió en una tradición americana.

images (30)

images (30)

images (29) images (29)