Tradicionalmente, en México, el Día de Reyes era el momento de reparto de regalos, más que el día de Navidad. Así como es común que los niños dejen galletas para Santa en los EE.UU., en algunas regiones de México, es costumbre que los niños dejen sus zapatos en la noche del 05 de enero. Junto a los zapatos también suele dejarse una caja con paja y un poco de agua para los camellos. Los niños mexicanos son despertados el 6 de enero para encontrar sus zapatos llenos de juguetes y regalos.

shutterstock_36362797

roscon_reyes_leyenda

rosca-de-reyes

reyes-y-estrella-de-navid_50e3fa51ccaf0-p