De acuerdo a lo dicho por San Juvenal, Obispo de Jerusalén, en el Concilio de Calcedonia (451), María, la Madre de Dios, murió en presencia de todos los Apóstoles, pero su tumba, al abrirse, a petición de Santo Tomás, fue encontrada vacía; a partir de esta vivencia los Apóstoles concluyeron que el cuerpo había sido llevado al cielo.

Reina-del-Cielo

RAFAES-99147518245987388777823460659

r6-15

pm08a