El principio de la no violencia – también conocido como la resistencia no violenta – rechaza el uso de la violencia física con el fin de lograr un cambio social o político. A menudo descrito como “la política de la gente común”, esta forma de lucha social ha sido adoptada por poblaciones masivas en todo el mundo en las campañas por la justicia social. Un principio clave de la teoría de la no violencia es que el poder de los gobernantes depende del consentimiento de la población, y por lo tanto la no violencia busca disminuir ese poder a través de la retirada del consentimiento y la cooperación de la población.

images (39)

images (38)

images (37)

images (36)