Al igual que la mortalidad materna, la fístula es casi totalmente prevenible. Pero por lo menos 2 millones de mujeres en África, Asia, la región árabe y América Latina viven con la enfermedad, con alrededor de 50.000 a 100.000 nuevos casos cada año. La persistencia de la fístula da señales de que los sistemas de salud no están cumpliendo con las necesidades de las mujeres.

img_1

hpertensionban