La mujer japonesa que ostentaba el record de ser la más anciana del mundo con 117 años de edad, se llamaba Misao Osaka y murió de insuficiencia cardíaca junto a su nieto en el hospital. La mujer ya había perdido el apetito hacía 10 días y su salud ya estaba muy delicada. Antes de morir reveló los secretos para alcanzar la increíble edad, los cuales eran dormir más de ocho horas y comer sushi habitualmente.d dd ddd dddd ddddd