En su declaración del Día Mundial de la Naturaleza, el Secretario General Ban Ki-moon, destacó que: “El comercio ilegal de vida silvestre no solo socava el estado de derecho y pone en peligro la seguridad nacional, sino que también degrada los ecosistemas y es un importante obstáculo para los esfuerzos de las comunidades rurales y los pueblos indígenas que luchan por el manejo sostenible de sus recursos naturales.”

images (5) images (4)

images (4)

images (3)