Janucá es una fiesta muy importante. Hay un intento en cada generación para librar al mundo del pueblo judío. Y están los que quieren acomodar y negociar y ser flexible. Pero hay que trazar una línea en la arena. Cuando tratan de quitarme la fe no puedo acomodar, no puedo ajustar, y no puedo comprometer. Los Macabeos dibujaron esa línea en la arena, y triunfó. Si no fuera por su triunfo, las autoridades habrían destruido el judaísmo, y Jesús el Judío no habría existido alrededor de 165 años después.

images (17)

images (16)

images (13)

images (12)