Después de que Jack murió, no podía ir al infierno, pero tampoco podía ir al Cielo. Se vio obligado a vagar por la tierra con una sola vela para iluminar su camino. Cuando los irlandeses llegaron a Estados Unidos en la década de 1800, adoptaron la calabaza en lugar de la vela. Junto con estas tradiciones, trajeron la idea de que el gato negro era considerado por algunos como espíritus reencarnados que tenían habilidades proféticas.

feliz-halloween-2245

feliz-halloween-2015

feliz-halloween-291

Feliz-Halloween-207_800