En tiempos del rey Antíoco se trató de convencer a los judíos a través de todo tipo de medios del valor del paganismo sobre la Biblia, sobre el judaísmo. Pusieron un ídolo pagano, Zeus, en el templo, y obligaron a los judíos a comer alimentos no kosher, es decir, no permitidos por su religión. Además, prohibieron la circuncisión, lo que la Biblia dice que es la señal del pacto entre Dios e Israel. Muchos judíos, más por obligación que por convicción, se terminaron adaptando a esta cultura.

images (48)

images (47)

images (40)

images (39)