La proclamación oficial del dogma de la Concepción de la Virgen María es relativamente reciente y data al año 1854. Si bien esta proclamación es reciente, la profesión de fe de los cristianos y de la liturgia es muy antigua en este sentido. Por otra parte, cuatro años más tarde, la misma Virgen María, apareciendo en Lourdes a Santa Bernardita, confirmó la verdad de la doctrina presentando a sí misma con el título “Yo soy la Inmaculada Concepción”.

images (57) images (56)

images (55)

images (54)