Los cuentos infantiles cortos son una gran idea para pasar un lindo momento junto a los mas pequeños y además para enseñarles cosas a través de ellos. Los cuentos infantiles son maravillosos y hacen que los mas pequeños dejen volar su imaginación hacia lugares maravillosos. En esta oportunidad te queremos regalar una selección de imágenes de cuentos infantiles cortos para niños que podrás disfrutar en cualquier ocasión y que podrás compartir con los mas pequeños. Es una buena idea que sigas leyendo este blog y disfrutando de todo lo que compartimos aquí para ti.

Cuentos Cortos Infantiles

Si quieres cuentos cortos infantiles este blog es perfecto para ti, porque aquí encontrarás una selección de los mejores cuentos que pueden existir. A través de ellos podrás disfrutar de un momento especial con los mas pequeños y tambien podrás volver a sentirte niño por un momento. Disfruta de ellos y elige los mas lindos para compartirlos cuando quieras.

 

 

El dragón pequeño

Erase una vez un dragón que era muy pequeño. Todos los dragones se reían de él, pero un día inesperadamente, creció mucho. Estaba muy contento y tuvo muchos amigos.

Un ratón de ciudad y un ratón de campo

Un ratón de ciudad y un ratón de campo eran amigos. El el ratón de ciudad un día invitó a su amigo a venir a verlo a su casa en el campo. Vino el Ratón de la Ciudad y se sentaron a cenar cenas de cebada y raíces, las cuales tenían un sabor claramente terroso. El sabor no era del gusto del invitado y en ese momento él rompió con “Mi pobre querido amigo, tú vives aquí no mejor que las hormigas. Ahora, ¡deberías ver cómo me va! Mi despensa es un cuerno normal de la abundancia. Debes venir y quedarte conmigo y te prometo que vivirás en la gordura de la tierra. Entonces, cuando regresó a la ciudad, se llevó el ratón de campo con él y lo mostró en una despensa que contenía harina y avena, higos, miel y dátiles.

El ratón de campo nunca había visto algo así y se sentó a disfrutar de los lujos que le brindaba su amigo. Pero antes de que comenzaran bien, la puerta de la despensa se abrió y entró alguien. Los dos ratones se alejaron y se escondieron en un agujero estrecho y extremadamente incómodo. Luego, cuando todo estuvo en silencio, se aventuraron a salir de nuevo. Pero entró alguien más y se marcharon de nuevo. Esto fue demasiado para el visitante. “Adiós”, dijo, “Me voy. Vivo en el regazo de lujo, puedo ver, pero estás rodeado de peligros, mientras que en casa puedo disfrutar de mi simple cena de raíces y maíz en paz.

Elefante y amigos

Un día, un elefante vagó por un bosque en busca de amigos. Vio un mono en un árbol. “¿Serás mi amigo?”, Preguntó el elefante. Respondió el mono: “Eres demasiado grande. No puedes columpiarte de los árboles como yo “. Luego, el elefante se encontró con un conejo. Le pidió que fuera su amigo. Pero el conejo dijo: “¡Eres demasiado grande para jugar en mi madriguera!” Entonces el elefante se encontró con una rana. “¿Quieres ser mi amigo? Preguntó. “¿Cómo puedo?”, Preguntó la rana. “Eres demasiado grande para saltar como yo”. El elefante estaba molesto. Luego se encontró con un zorro. “¿Serás mi amigo?”, Le preguntó al zorro. El zorro dijo: “Lo siento, señor, usted es demasiado grande”. Al día siguiente, el elefante vio a todos los animales en el bosque corriendo por sus vidas. El elefante les preguntó cuál era el problema. El oso respondió: “Hay un tigre en el bosque. ¡Está tratando de engullirnos a todos! ” Todos los animales huyeron para esconderse. El elefante se preguntó qué podría hacer para resolver a todos en el bosque. Mientras tanto, el tigre seguía comiéndose a quien pudiera encontrar. El elefante se acercó al tigre y le dijo: “Por favor, señor Tigre, no se coma a estos pobres animales”. “¡Cuidado con tus propios asuntos!”, Gruñó el tigre. El elefante no tiene más remedio que darle una fuerte patada al tigre. El tigre asustado corrió por su vida. El elefante regresó al bosque para anunciar las buenas noticias a todos. Todos los animales agradecieron al elefante. Dijeron: “Tienes el tamaño justo para ser nuestro amigo”.

Cuentos bonitos para niños

Los cuentos bonitos para niños son una gran idea para compartir con los mas pequeños y pasar un momento especial con ellos. Los cuentos te permiten dejar volar la imaginación y te permiten pasar un momento muy lindo junto a tus seres queridos. Aquí te dejamos algunos cuentos infantiles geniales que podrás contarselos a tus niños y disfrutar un momento especial con ellos.

El niño y el árbol

Hace mucho mucho tiempo, un niño paseaba por un prado y en un momento encontró un árbol con un cartel que decía: soy un árbol encantado, si dices las palabras mágicas, lo verás. El niño trató de seguir lo que el árbol le decia, y probó con abracadabra, con supercalifragilisticoespialidoso, tan-ta-ta-chán, y con muchas otras, pero nada, no veía el árbol. Rendido, se tiró suplicante, diciendo: “¡¡por favor, arbolito!!”, y entonces, se abrió una gran puerta en el árbol.

Todo estaba oscuro, menos un cartel que decía: “sigue haciendo magia”. Entonces el niño dijo “¡¡Gracias, arbolito!!”, y se encendió dentro del árbol una luz que alumbraba un camino hacia una gran montaña de juguetes y chocolate. El niño pudo llevar a todos sus amigos a aquel árbol y tener la mejor fiesta del mundo, y comprendió que las palabras mágicas eran “por favor” y “gracias”.

El cohete de papel

Había una vez un niño que tenia una ilusión muy especial y era tener un cohete y dispararlo hacia la luna. El niño no tenia dinero y no podía comprar ninguno. Un día, junto a la acera descubrió la caja de uno de sus cohetes favoritos, pero al abrirla descubrió que sólo contenía un pequeño cohete de papel averiado. El niño se apenó mucho, pero pensando que por fin tenía un cohete, comenzó a preparar un escenario para lanzarlo. Durante muchos días recogió papeles de todas las formas y colores, y se dedicó con toda su alma a dibujar, recortar, pegar y colorear todas las estrellas y planetas para crear un espacio de papel. Fue un trabajo dificilísimo, pero el resultado final fue tan magnífico que la pared de su habitación parecía una ventana abierta al espacio sideral.

Desde entonces el niño disfrutaba cada día jugando con su cohete de papel, hasta que un compañero visitó su habitación y al ver aquel espectacular escenario, le propuso cambiárselo por un cohete auténtico que tenía en casa. Aquello casi le volvió loco de alegría, y aceptó el cambio encantado. Desde entonces, cada día, al jugar con su cohete nuevo, el niño echaba de menos su cohete de papel, con su escenario y sus planetas, porque realmente disfrutaba mucho más jugando con su viejo cohete. Entonces se dio cuenta de que se sentía mucho mejor cuando jugaba con aquellos juguetes que él mismo había construido con mucho esfuerzo e ilusión. Y así, aquel niño empezó a construir él mismo todos sus juguetes, y cuando creció, se convirtió en el mejor juguetero del mundo.

Relatos infantiles originales

Si quieres relatos infantiles originales este blog es perfecto para ti porque aquí encontrarás una selección de los relatos mas lindos que pueden existir. A través de esta selección de relatos para niños podrás compartir de momentos mágicos con los mas pequeños. Disfruta de esta selección tan especial y elige los relatos mas lindos para compartirlos con quien quieras.

El ratón y el León

Había una vez un león en un bosque. Un día después de una comida pesada. Estaba durmiendo debajo de un árbol. Después de un rato, llegó un ratón y comenzó a jugar con el león. De repente, el león se levantó enojado y buscó a los que perturbaron su agradable sueño. Entonces vio un pequeño ratón de pie temblando de miedo. El león saltó sobre él y comenzó a matarlo. El ratón le pidió al león que lo perdonara. El león sintió pena y lo dejó. El ratón se escapó. Otro día, un cazador atrapó al león en una red. El ratón llegó allí y cortó la red. Así se escapó. Luego, el ratón y el león se hicieron amigos. Vivieron felices en el bosque después.

Cuentos cortos para dormir

Si quieres encontrar cuentos cortos para dormir este blog es una genialidad para ti porque aquí encontrarás una selección de cuentos cortos maravillosos para dormir. Elige los que quieras y compartelos con los mas pequeños antes de dormir.

 

 

 

Cuentos cortos fantásticos

Si te gustan los cuentos cortos fantásticos este blog es perfecto para ti porque aquí encontrarás una selección de los mas lindos que pueden existir. A través de ellos podrás disfrutar de un momento de lectura muy especial y podrás pasar un momento genial con los mas pequeños. Disfruta de ellos y escoge los que mas te gusten.

 

 

El gato que soñaba con alcanzar la luna

Hace mucho tiempo existió un pueblo con casas de madera y calles de piedra, donde vivían felices muchos gatos. Durante el día acompañaban a sus dueños que los acariciaban y les daban de comer, y en la noche iban saltando de tejado en tejado. Había gatos de todos los tamaños y de todas las razas, pero entre todos ellos Fígaro era especial. Fígaro era un gato de pelaje muy blanco, ojos negros y grandes bigotes. Mientras los demás felinos perseguían a los ratones o jugueteaban sobre los tejados, él prefería contemplar la luna. Pasaba largas horas anonadado, viendo cómo su reflejo plateado bañaba todo el pueblo. – “Te vas a quedar tonto de tanto mirarla”, – le decían los otros gatos que no entendían su interés. Pero a Fígaro esto no le importaba. Aquella misteriosa y distante luna redonda lo hacía soñar. Soñaba con alcanzarla, con abrazarla y con entender qué magia le permitía transformarse de manera tan increíble. Un buen día Fígaro desapareció de aquel pueblo y nadie fue capaz de encontrarle. Lo cierto es que en las noches de luna llena, si la miras con detenimiento, entre algunas de sus manchas oscuras se distinguen unos bigotes alargados. Y hay quienes dicen que incluso han visto una forma de gato. Pero no todos lo pueden ver, solo aquellos que tienen alma de soñadores.

Mi maceta

En esta maceta que compro mi mamá semillas de flores voy a sembrar. Primero la tierra he de colocar, sin piedras ni palos, mullida además. Y estas semillas que tengo mirad, tapadas con tierra las he de dejar. Esto que yo he hecho se llama sembrar y con mi regadera voy a regar y ya esta.  Ahora el sol calienta y hace lo demás…Nace, crece, crece…y hojas tiene ya…

 

No olvides dejar tu comentario acerca de los cuentos cortos que te regalamos en este blog…