El uso de vehículos representa un porcentaje importante del consumo de energía de nuestro país. Este consumo puede reducirse tomando medidas que aseguren una conducción más eficiente. Para esto debemos saber que el combustible libera energía térmica a través de la combustión dentro de los cilindros del motor. Esta energía se transforma en trabajo mecánico proporcionando el movimiento a las ruedas del vehículo. En el mejor de los casos, de la energía que libera el combustible sólo se podría aprovechar el 30%, pero este porcentaje es bastante menor sobre todo cuando se circula por ciudades con frecuentes arranques y paradas.

Entonces, Saber sacar el mejor partido al combustible consumido es uno de los objetivos de la “conducción eficiente”.

eficiencia-energética

eficiencia-energetica

eficiencia-energetica

eficiencia-eergetica-infografia