La Biblia no da instrucciones a los cristianos de recordar la muerte de Cristo mediante el cumplimiento de un determinado día. La Biblia nos da la libertad en estos asuntos. Por ejemplo, Romanos 14: 5 nos dice: “Uno hace diferencia entre un día y otro; otros juzgan iguales todos los días. “En vez de recordar la muerte de Cristo en un día determinado, una vez al año, la Biblia nos enseña a recordar la muerte de Cristo mediante la observación de la Cena del Señor. Primera de Corintios 11: 24-26 declara: “… haced esto en memoria mía… por cada vez que comen de este pan y beban de esta copa, anunciáis la muerte del Señor hasta que venga.”

sab2

s_bado_santo

reflexion-para-viernes-santo

pp101ro1